¿Cómo sobrevivirá tu restaurante si no conoces su realidad financiera?

Sin importar que tan grande o pequeño sea tu restaurante, debes tener claridad a la hora de gestionar la contabilidad de tu negocio, los costos y los gastos de tu operación. Muchas personas creen que los costos y los gastos hacen referencia al desembolso de dinero y en realidad estos obedecen a distintas naturalezas.

El entendimiento y la diferenciación de estos términos te permite optimizar tus recursos, generar un mayor margen de rentabilidad y crecer constantemente. ¿No sabes cuales son las diferencias? No te preocupes, aquí te dejamos una pequeña explicación para que aprendas a diferenciarlos.

  • Los costos hacen referencia a todos esos valores en los que tu restaurante incurre para poder preparar tus platos junto con las mermas (lo que le quite al producto crudo para su preparación).
  • Los gastos son las todas las demás salidas de dinero que NO están relacionadas con la preparación de tus platos.

Para resumir, los costos tienen que ver con el aspecto productivo y los gastos tienen que ver con el aspecto administrativo.

Ambos pueden ser fijos o variables, esto dependerá del manejo administrativo que le des a tu negocio. Cuando vendas más platos, tus costos aumentarán de manera proporcional a la cantidad de materia prima que compres y entre más logística necesites en tu negocio, los gastos van a aumentar proporcionalmente al de numero de meseros, cajeros o domiciliarios que empieces a necesitar.

Por ejemplo, supongamos que tu restaurante vende un filete de pollo asado con papas a la francesa. Los costos en los que incurre tu restaurante para vender este plato son: el precio del pollo, los gramos del pollo que se pierden en descongelación y el de las papas (materia prima), el salario de tu cocinero, el precio del aceite para fritar las papas, el gas para poder asar el pollo y el arriendo del local comercial. Mientras que los gastos correspondientes para este ejemplo son: el salario del mesero que toma y entrega el pedido, el salario del administrador o de la persona encargada de la caja, los precios para limpieza de tu restaurante o todos los muebles, sillas y mesas que utilizas para atender al comensal.

Esperamos que esta información te resulte útil, ¡recuerda que niceeat® crece tu negocio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro boletín

Send this to a friend